Esta pregunta nos la hemos hecho todos en algún momento. De hecho, por simple que parezca, nos puede resultar difícil de responder, ya que hay muchos factores que toman parte en la elección de la resina adecuada.

Clara u oscura, dura o blanda, natural o sintética…es tan grande la oferta que podemos perdernos a la hora de tomar una decisión.

La elección de la resina tiene gran importancia, porque de ella depende en gran medida la producción del sonido. Hemos, pues, de elegir bien.

Un buen sitio por el que comenzar es responder a una serie de preguntas sencillas. Estas respuestas nos darán la clave para acotar la elección.

  • ¿Qué instrumento toco?

En principio, cuanto más pequeño es el instrumento, más dura será la resina y viceversa.

Para violín y viola es preferible usar resinas duras o semiduras, necesitan un nivel de adherencia relativamente menor ya que el fino calibre de sus cuerdas, comparadas p.e. con las de un contrabajo, necesitan menos agarre para ser movidas. Para el violonchelo se requiere una resina que tenga una dureza media, que no sea excesivamente blanda o de lo contrario emitiremos un sonido pastoso. Obviamente para un contrabajo elegiremos una resina blanda.

La elección según el instrumento es, no obstante, sencilla, ya que los distintos fabricantes suelen indicar para qué tipo de instrumento es cada resina.

  • ¿Qué tipo de cuerdas utilizo?

¿Acero?, ¿Tripa?, ¿De núcleo sintético? Dependiendo de las cuerdas que usamos habremos de elegir uno u otro tipo de resina.

Una cuerda de tripa (tipo Oliv o Passione) necesita de una resina que proporcione una buena adherencia, al igual que una cuerda sintética de tensión alta (tipo Evah Pirazzi), por lo que elegiremos una resina blanda de entre las que se ofrezcan para nuestro instrumento. Una cuerda de núcleo sintético de tensión normal (tipo Larsen, Tonica o Dominant) requiere una resina de dureza media. Por contra, una cuerda con núcleo de acero (tipo Chromcor, Jargar, Helicore) funciona mejor con una resina dura.

  • ¿Qué clima tiene el lugar donde vivo?

La temperatura y la humedad influyen en el comportamiento de la resina. El calor y la humedad reblandecen la resina, por lo que con un clima cálido será preferible usar una resina dura y seca. Con un clima frío, al contrario, funcionará mejor una resina blanda.

Esto es más crítico con las resinas de contrabajo, hemos de tener una para para el invierno que sea más bien blanda y otra, más dura para el verano. Si usamos una resina para contrabajo excesivamente blanda con temperaturas altas, la resina se volverá pastosa y puede dejar las crines del arco inservibles.

 No obstante, estas son sólo unas pautas que nos servirán de cierta ayuda. La elección final dependerá también de otros factores, menos genéricos e igual de importantes, como nuestra manera de tocar o nuestro instrumento en particular.