Cuida tu instrumento: La limpieza

Algo muy importante que debemos tener en cuenta es que, así como tratemos a nuestro instrumento, así nos tratará él. Puede parecer una afirmación un tanto extraña, pero enseguida comprenderéis lo que quiero decir. Un instrumento tratado con esmero, con cariño, estará...

Tipos de encerdadura

La elección de una adecuada encerdadura es vital para el buen funcionamiento de un arco. Existen muchos tipos de crines y no todas se adaptan a todo tipo de arco. Las características que debe cumplir una buena encerdadura dependen del arco en el que se vaya a...

Verdadero o falso

El hombre, como ser inteligente que es, trata de sacar el mayor beneficio con el menor esfuerzo, y la falsificación, si dejamos de lado la ética, es una buena opción. Sólo hay que fijarse en lo que otros inventaron, construyeron, pintaron, etc. y sacar buen provecho de ello.

La historia de la falsificación es tan antigua como la vida misma. Como muestra, baste citar que contamos con ejemplos de falsificación de moneda que datan de la época de la Antigüedad Clásica.

Cualquier objeto cuyo valor de cambio es relativamente elevado, es susceptible de ser copiado y la lutheria no podía quedarse al margen de semejante práctica.

Stradivari: su “secreto”

Como todo aquello que ha pasado por el filtro del romanticismo, con el devenir del tiempo a Antonio Stradivari se le ha rodeado de un halo de misterio que ha terminado forjando una leyenda entorno a su obra. Leyenda que ha llegado a desvirtuar el verdadero mérito de este maestro: la auténtica pasión que sentía por su oficio.

Las maderas en los instrumentos de arco

La importancia que las maderas tienen en la construcción de un instrumento de arco es evidente. De la calidad de ellas depende, en buena medida, el resultado sonoro.

Las maderas empleadas generalmente son:

El abeto (Picea abies) para la tapa, la barra armónica y el alma.
El arce europeo (Acer pseudoplatanus), para el fondo, aros, mango y puente.
Ébano para el diapasón y las cejillas
Los contra-aros y los taquillos pueden hacerse de abeto, álamo, sauce o cualquier otra madera ligera. Las clavijas y cordal pueden hacerse de ébano, palosanto o boj.